Your address will show here +12 34 56 78
Frutas de Hueso

Paraguayo

Existe una gran variedad de  paraguayos, con la pulpa blanca, amarilla y con vetas o estrías, verdes o de color rojizo. Es, al igual que el melocotón, una fruta carnosa, con una semilla en su interior. La temporada del paraguayo es de finales de mayo a finales de septiembre. Su aspecto es parecido al melocotón, pero se diferencia por su forma achatada. La piel y el color sí que son semejantes a los melocotones, al igual que su sabor, aunque los paraguayos tienen un sabor mucho más intenso.

Su origen es una mutación natural del melocotón. Es decir, de forma natural la información genética del melocotón mutó espontáneamente hacia el paraguayo creando sus características de forma, color y sabor particulares.

Al igual que el melocotón, el paraguayo proviene de Asia, aunque posteriormente llegó a la costa mediterránea y a Estados Unidos, alrededor del 1800. En China, el paraguayo se cultiva desde hace siglos junto a los melocotones, siendo una fruta muy apreciada tanto por su calidad nutritiva, como por su exquisito sabor.

La hermana gemela de la nectarina es también conocida con el nombre de paraguaya, y conserva tanto piel aterciopelada como la textura de algunas variedades de melocotón. Se diferencia de este último por su forma achatada, pequeño tamaño y piel de color rojo-verde-amarillento.

Además de compartir cualidades nutritivas, el paraguayo y el resto de variedades de melocotón tienen en común el hueso central y una pulpa jugosa, refrescante y dulzona.

El paraguayo parece proceder de China, aunque se sospecha que es originario de la antigua Persia (Irán). Se cultiva desde hace siglos en Asia, continente desde el que comenzó a extenderse a los países del Mediterráneo, entre ellos España. La cosecha del paraguayo se inicia en el mes de mayo y se alarga hasta septiembre.

Sus propiedades son muy importantes porque es anticancerígeno y antioxidante y contiene carotenos, una sustancia característica es muchas frutas y muy recomendado en problemas de estómago.

Propiedades del Paraguayo

1. Consumir paraguayos en ocasiones ayuda a impedir los estados de nerviosismo o ansiedad aparte de proteger el estado de los dientes, la vista y la piel.

2. Los paraguayos nos ofrecen un montón de propiedades beneficiosas para nuestra salud. Contiene proteínas, vitaminas, minerales, hidratos y fibra. En concreto, y dentro de las vitaminas, nos proporciona vitamina A, todo el complejo de vitamina B y también contiene vitaminas C, D y E. En cuanto a las proteínas, su contenido es de 0,90g por 100 gramos de paraguayo.

3. El elevado contenido en agua del paraguayo, el 86% del total de su contenido es agua, lo convierte en el mejor aliado para hidratar nuestro organismo. Es ideal para suplir y complementar nuestras necesidades diarias de líquido.

4. Otra propiedad que destaca es su aporte energético. Concretamente contiene hasta un 60% de hidratos de carbono, lo que lo hace una fruta ideal para reponer nuestras energías. Está especialmente recomendado para deportistas, aunque de sus propiedades nos podemos beneficiar todas las personas.

5. En relación con los minerales, el paraguayo contiene: calcio, hierro, magnesio, cinc, selenio. Además de sodio, potasio y fósforo. Nos aporta también fibra y carotenos, estos últimos son muy importantes para la fabricación del retinol.

6. el paraguayo presenta características nutricionales similares a la del melocotón. Hay paraguayos con vetas verdes o rojizas y pulpa blanca o anaranjada, más o menos desprendida de la semilla, pero todas las variedades aportan grandes cantidades de agua y antioxidantes que le confieren un efecto anticancerígeno.

7. El paraguayo es rico en carotenos y vitaminas C, A, B1, B2 y B6, y contiene minerales como el potasio, fósforo, magnesio, azufre, hierro y calcio. Por tanto, contribuye al buen estado de la piel y protege la vista.

8. Su consumo resulta adecuado para eliminar los líquidos sobrantes del organismo. Además, gracias a su contenido en fibra dietética, ayuda a regular el tránsito intestinal y a evitar el estreñimiento. En lo referente al aporte energético, el paraguayo posee alrededor de 50 calorías por cada 100 gramos de peso.

Vitaminas

A, B1, B2 y C

Minerales

Calcio, Magnesio, Fósforo y Potasio

Otras Propiedades

Fibra, Hidratos de Carbono y Proteinas